¿Qué es la hipnosis?

A mí me gusta definirla como un procedimiento durante el cual, a través de una sugestión o trance vas a encontrar los recursos que posees y necesitas en tu inconsciente para resolver el problema que te ha traído a terapia.

Hay dos tipos de hipnosis: la clásica y la ericksoniana.

También existe la hipnosis de espectáculo, pero no tiene nada que ver con las hipnosis clínicas.

La clásica es directiva, utiliza guiones y protocolos para todas las problemáticas sin tener en cuenta a la persona. Utiliza sugestiones directas y autoritarias, necesita de un trance profundo, por eso las personas que la practican dicen que no todo el mundo es hipnotizable.

En la hipnosis ericksoniana se trabaja de manera totalmente personalizada, a través de metáforas, cuentos e historias (storytelling) vas a permitir que el inconsciente te muestre tus recursos y capacidades para poder utilizarlos en el consciente en el aquí y ahora.

¿Qué es el trance hipnótico?

Todos durante el día tenemos momentos en los que estamos en trance, cuando estamos concentrados en algo ¿no te ha pasado que has llegado a un sitio y no sabes cómo has  llegado? O que te pones a ver la tele y al cabo de un rato te das cuenta que no te estás enterando de nada. En ese momento tú has entrado en trance de una forma natural, y este tipo de trance es el que utilizamos con la hipnosis ericksoniana. Un trance nada invasivo, ni autoritario. Es por eso que con la hipnosis ericksoniana todo el mundo puede entrar en trance y trabajar desde ese plano.

Me gusta explicar el ejemplo que utilizaba Milton Erickson (EEUU1901- EEUU1980) para resolver un problema conscientemente podemos razonar en una secuencia de Aa Ba-Ca-Da, para encontrar soluciones, pero inconscientemente podemos dar saltos intuitivos de comprensión a comprensión sin conocer la base o los pasos lógicos.

El inconsciente es como un tesoro que se tiene que ir descubriendo poco a poco.

Mitos de la hipnosis:

  • No podemos hacer nada sin la colaboración del cliente, no podemos obligar a nadie a relajarse ni a concentrarse, por eso entrar en un estado hipnótico es una decisión personal.
  • Si el hipnoterapeuta tuviera el control absoluto, los casos siempre tendrían éxito.
  • Todo el mundo es hipnotizable, pero cada persona tiene una receptividad hipnótica diferente. De hecho, todos en alguna ocasión entramos o hemos entrado en trance hipnótico, ¿no te ha pasado que te has puesto a caminar o a conducir y al llegar a tu destino no sabes cómo has llegado? No te has fijado en lo acontecido por el camino, o te han dicho: Te he saludado y no te has dado ni cuenta… O te has puesto a ver una peli y al rato te das cuenta de que no sabes de que va? Esto es trance.
  • En la hipnosis nadie se duerme y aunque lo parezca tiene una gran actividad mental por lo que le cuenta el hipnotizador (preguntar a Daniela)
  • No podemos obligar a nadie a hacer nada en contra de su voluntad. La persona sabe en todo momento dónde se encuentra, entrar en un estado hipnótico no anula la libertad de la persona. El cliente es el que decide seguir al hipnotizador.
  • No debemos hacer hipnosis a personas psicóticas.
  • Es cierto que en la hipnosis el cliente parece relajado, pero se esta trabajando muchísimo a nivel inconsciente. Es decir, la persona esta trabajando a diferentes niveles mientras escucha a su hipnotizador.
  • El cerebro no sabe distinguir lo real de lo imaginario, en el inconsciente tenemos recuerdos almacenados, pero no podemos tener la certeza absoluta de que un acontecimiento haya ocurrido ya que acumulamos recuerdos reales, con historias, o cosas vistas en la tele… No podemos saber si la información que posee el inconsciente es de la persona o la ha almacenado como suya.
  • La hipnosis tiene un efecto real en la mente y se puede ver con scanner.
  • La hipnosis y la meditación, aunque se parezcan son distintas, en la hipnosis se activan partes del cerebro que nos demuestran que la experiencia se vive como si fuera real.
  • Las personas que dominan ambas técnicas aseguran que se trata de experiencias mentales distintas.

¿Qué podemos trabajar con hipnosis?

La hipnosis ericksoniana puede tratar infinidad de problemas, algunas de las problemáticas más frecuentes que se tratan son:

 

  • Ansiedad
  • Insomnio y problemas para dormir
  • Autoestima
  • Exámenes y oposiciones
  • Bloqueos emocionales
  • Dejar de fumar
  • Adelgazar

 

Contacta conmigo para más información o si tienes cualquier duda.

Apúntate a la Newsletter

Y recibirás de regalo el ebook "Los sabotajes de la ansiedad. 4 errores comunes que debes evitar"

Gracias por subscribirte!

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación    Más información
Privacidad